ACTUALIZACIÓN DE DATOS DEL REGISTRO FORAL DE SERVICIOS SOCIALES DE BIZKAIA


Nos llegan noticias en estas semanas de que durante este año 2022 se procederá a realizar la actualización de los datos del Registro Foral de Servicios Sociales de Bizkaia a lo largo de este año. Para ello la Diputación Foral de Bizkaia ha diseñado un procedimiento en el que contempla únicamente que las gestiones se realicen en su sede electrónica. Aunque es innegable que los procedimientos telemáticos facilitan gestiones, ahorran papel y desplazamientos, no es menos cierto que estos procedimientos requieren de unas habilidades que muchas de las personas que integran nuestras Juntas Directivas, ni las tienen ni les resulta sencillo adquirirlas.

Es cierto que en la página web de la Diputación hay un manual explicando los pasos a dar desde su sede electrónica. Puedes leerlo si haces clic en este enlace. Pero, a mi juicio, no es tiempo aún de proponer esa única vía para las gestiones a realizar por nuestras asociaciones. NO SE PUEDE RENUNCIAR A LA ATENCIÓN PRESENCIAL.

Por eso he preguntado a Unai Rementería y a Elixabete Etxanobe, a quien el EAJ-PNV propone como sucesora del diputado general, lo que podemos hacer aquellas asociaciones que no tengamos la capacidad de realizar gestiones telemáticas.


Su respuesta ha sido que podemos dirigirnos a cualquier oficina de la Diputación con un certificado digital válido, incluida la BAQK, que es personal y gratuita, y pedir al funcionario que corresponda que nos haga las gestiones que se nos solicitan, ya que no tenemos la formación suficiente para hacerlo nosotros. Queda también por resolver el nombramiento como apoderado de cada asociación a la persona que sea su representante legal. Eso se puede solicitar desde Nagusiak para todas nuestras asociaciones. De hecho, ya se hizo en 2018.

En este asunto queda nuevamente en entredicho la capacidad de acercarse al mundo real de nuestros dirigentes políticos. El 6 de noviembre de 2015 las tres Diputaciones Forales firmaron con el Gobierno Vasco un convenio por el que los datos presentados en una administración no era necesario presentarlos en otra ventanilla, ya que era su compromiso y obligación legal compartir esos datos.


En el caso que nos ocupa, el registro foral de servicios sociales de la Diputación tiene los datos que le faltan en el registro de asociaciones del Gobierno Vasco e incluso en el departamento de subvenciones de la propia Diputación. Pero no es capaz de cruzar el pasillo, sea digital o físico. Cada país tiene el gobierno que se merece.


Jose Mari Macías  (Vocal de la Junta Directiva de Nagusiak)